Endometriosis, la enfermedad silenciosa

Escrito por Ribera Salud

La Endometriosis es una de las enfermedades ginecológicas más frecuentes en las mujeres. Entorno al 10% de las mujeres en edad fértil sufren esta afección crónica. Está caracterizada por la aparición de tejido endometrial (capa interna de la matriz) en zonas fuera del útero, lo que provoca dolor pélvico y problemas de fertilidad.

Causas y factores de riesgo:

La causa exacta de la Endometriosis se desconoce, a pesar que existen diversas teorías no hay ninguna que demuestre claramente la causa de la enfermedad.

Es posible que se deba al llamado “flujo menstrual retrógrado”, esto  ocurre cuando parte de los tejidos que se desprenden durante la menstruación vuelven hacia la pelvis a través de las trompas de Falopio.  Aunque la mayoría de mujeres tienen flujo menstrual retrógrado no todas las mujeres padecen Endometriosis, es aquí donde aparece el dilema científico.

Síntomas y diagnóstico:

El síntoma que más predomina en la Endometriosis es el dolor pélvico, este puede ir acompañado de:

  • Dismenorrea. Hace referencia a menstruaciones dolorosas. Es el más importante y frecuente de todos. Suele aparecer en los días de periodo o en los días previos y posteriores.
  • Dolor pélvico crónico. Dolor continuo en la zona baja del abdomen sin relación con el periodo.
  • Dolor durante las relaciones sexuales.
  • Dolor al miccionar o con las deposiciones.
  • Dolor por afectaciones nerviosas, como puede ser el ciático.

En algunos casos el dolor también va asociado al sangrado menstrual abundante y los problemas reproductivos, bien sean esterilidad (incapacidad para concebir) o infertilidad (abortos).

La forma de diagnóstico más frecuente se realiza mediante la ecografía transvaginal, es muy útil para diagnosticar endometriomas (quistes de endometriosis en los ovarios). Además sirve para estudiar otras localizaciones abdominales en las que puede generarse la endometriosis.

Tratamiento:

El objetivo del tratamiento no es otro que reducir y eliminar el dolor, además de en algunos casos ayudar en el aspecto de la infertilidad. Puede ir desde un tratamiento no farmacológico, hasta la intervención quirúrgica:

  • Tratamiento no farmacológico: Dieta saludable, ejercicio físico y evitar el tabaco o el alcohol.
  • Tratamiento farmacológico: analgésicos, antiinflamatorios o anticonceptivos.
  • Tratamiento quirúrgico: Se recurre a este procedimiento para la extirpación de quistes ováricos, extirpación de ovarios o trompas, o incluso la extirpación del útero, generalmente a mujeres que o han cumplido con su proceso reproductivo o no quieren llevarlo a cabo.

Si presentas alguno de los síntomas analizados es posible que sufras Endometriosis. Pide cita con tu ginecólogo y resuelve tus dudas, recuerda que es recomendable realizar una revisión ginecológica de forma anual.

 

 

 

 

Related Posts

Vacunas, qué son y para qué sirven

Si hay un aspecto sanitario que genera debate actualmente es el de las vacunas. Si son contraproducentes, si sus efectos...




Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies