Ni pican, ni sirve la orina… falsos mitos sobre las medusas

Escrito por Departamento de Salud de La Ribera

Con la llegada de la última ola de calor, con temperaturas que rozan los 40 grados, llegan también las medusas, y con ellas las visitas a las postas de la Cruz Roja y la búsqueda de remedios caseros para encontrar alivio. Hoy queremos desterrar falsos mitos acerca de las medusas y ofrecerte consejos para conseguir que no te amarguen tu día de playa.

Pese a que su presencia es ya tradicional en las playas mediterráneas, existen todavía falsos mitos acerca de cómo actuar en caso de ser una víctima de las medusas. El subdirector médico asistencial del Departamento de Salud de La Ribera, Vicente Palop, nos explica cuáles son los errores más comunes que cometemos para aliviar el picor que éstas provocan, “Para empezar ni pican ni muerden, sino que rozan con sus tentáculos venenosos”.

Errores comunes

  • Salir del agua: Cuando una medusa te roza, no hay que salir del mar, pues el agua salada es, inicialmente, el mejor alivio. Hay que apartarse de la medusa y limpiar la zona afectada con cuidado de no tocar los tentáculos que el animal hubiera podido dejar sobre la piel, pues se extendería a nuestras manos.
  • Poner hielo sobre la herida: Nunca hay que poner hielo directamente. No sólo no es eficaz, sino que puede ser contraproducente, pues este tipo de lesiones se asemejan a las quemaduras. Como mucho, pueden colocarse unos cubitos de hielo envueltos  en un paño, y nunca durante más de cinco minutos.
  • Usar cremas con antistamínico. Es un error muy común, pero eso puede aumentar el hinchazón.
  • Remedios caseros como el vinagre o la orina: Pueden provocar que la lesión se extienda.
  • Aplicar agua dulce: Se desaconseja aplicar agua dulce ya que puede reactivar el tóxico del animal.
  • Frotar la picadura con arena o la toalla, nos pueden poner peor la piel al irritarse más la piel.

¿Qué hacer con las heridas?

Pese a lo escandalosos de algunos edemas, no existe bibliografía médica que recoja una muerte por “shock” anafiláctico por “picadura” de medusa, aunque sí es cierto que algunas personas son más sensibles que otras a su veneno y en algunas partes del cuerpo, como el cuello o la boca, conllevan mayor peligro. A pesar de esto, es importante que sepamos que si el malestar no cesa, debemos acudir a un centro médico donde nos harán las curas adecuadas.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

1 Comments

    Ni pican, ni sirve la orina… Falsos mitos sobre las medusas | Consejos de salud

    […] Blog del Hospital Universitario de La Ribera » Consejos de Salud […]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR