Los piojos, una pesadilla para los padres

Escrito por Ribera Salud

En el cole los piojos son una auténtica pesadilla para niños y padres. Es probable que tus hijos o algún niño cercano sufran estos molestos “inquilinos” ya que se contagian con gran facilidad entre los grupos de escolares. ¿Se pueden prevenir o hay que aprender a convivir con ellos? Nuestros especialistas nos orientan paso a paso para solucionar este molesto problema infantil.

Los piojos: un problema de siempre y de todos

La presencia de piojos en el ser humano parece ser cosa del pasado y un problema erradicado de la sociedad actual. Nada más lejos de la realidad. Desde hace algunos años se ha observado un aumento de estos parásitos, que suele producirse a lo largo del curso escolar y, más frecuentemente, en niños y niñas de 3 a 10 años.

Los piojos se encuentran en todas las clases sociales y aparecen aunque haya buena higiene. Por ello, la presencia de piojos no debe ser motivo de complejo ni crear sentimiento de culpabilidad.

Es importante revisar minuciosamente el cabello del niño/a si se queja de picores o si en el aula algún compañero/a tiene piojos. Una vez detectados, se deben tratar adecuadamente

 

¿Cómo se transmiten los piojos?

Los piojos pasan de una persona a otra por contacto de una cabeza con otra y por el uso en común de peines, gorros, etc.

¿Qué efectos tienen los piojos en la salud?

Los piojos de la cabeza no suponen riesgos para la salud, aunque sí son molestos porque al chupar la sangre provocan picor. El rascado intenso y continuado de una zona del cuero cabelludo puede producir pequeñas heridas y favorecer la infección por bacterias, formándose costras, etc.

¿Qué hay que hacer para saber si hay piojos?

Revisar cuidadosamente el cabello en toda la cabeza, insistiendo sobre todo detrás de las orejas y en la nuca.

 

¿Cómo pueden prevenirse?

  • Lavando frecuentemente el cabello con el champú normal (2 ó 3 veces a la semana).
  • Cepillando el cabello diariamente, cuidando de la limpieza de los utensilios empleados.
  • Revisando 3 ó 4 veces a la semana la cabeza, incidiendo en la zona de la nuca y detrás de las orejas.
  • Revisando a todas las personas en contacto con el niño/a que tiene piojos.
  • Informando al colegio para tomar precauciones y evitar la extensión del problema lo antes posible. La presencia de piojos no será motivo de exclusión del medio escolar, si los niños y niñas están siendo adecuadamente tratados.

 

¿Cuál es el tratamiento?

 ¡Atención! Sólo debe hacerse si se ven piojos o liendres.

Para el tratamiento el uso de productos antipiojos como medida preventiva es ineficaz y puede ser contraproducente, ya que su uso continuado produce, en ocasiones, irritación o dermatitis del cuero cabelludo, resistencias, etc. Las resistencias hacen que el producto no sea eficaz cuando realmente se necesite para tratar los piojos.

En caso de necesitarlo para asesorarse de la forma de proceder en el tratamiento, puede consultar a la enfermera de su centro de salud o a su médico pediatra.

 




Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR