Aire acondicionado, un problema de narices

Escrito por Ribera Salud

En verano pon los cinco sentidos en el cuidado de tu salud. Con el calor, seguro que en tu casa, o en la oficina, hay una pelea constante por conseguir el mando que regula la temperatura del aire. Lo ideal es que el aire acondicionado esté a una temperatura media, no se trata de ir con abrigo en verano, ni de sudar la gota gorda.

El aire acondicionado produce, entre otros trastornos, sequedad ocular, sequedad bucal, sequedad nasal, dolor de garganta, carraspera o tos seca. Si quieres evitar estos problemas, puedes seguir nuestros consejos:

  • Evita que el aire te llegue de forma directa. Cambia la salida del aire de posición.
  • Intenta beber mucha agua y evitarás la sequedad bucal y, en general, del aparato respiratorio.
  • Evita tomar bebidas frías.
  • Es más conveniente que la temperatura se mantenga constante, que haya aumentos y descensos bruscos de temperatura.
  • Sería conveniente que te protegieras el cuello, por ejemplo, con un pañuelo.
  • Hidrata tu piel y así evitarás que se reseque.

Para cualquier información adicional sobre el cuidado de las vías respiratorias, los profesionales del grupo Ribera Salud están a tu servicio en los hospitales y centros de Atención Primaria de La Ribera, Denia, Torrevieja y Vinalopó-Elche para que disfrutes de un verano con los cinco sentidos.