Cáncer de próstata: todo lo que debes saber

Escrito por Ribera Salud

A partir de los 50 a√Īos, a la mayor√≠a de hombres les empieza a preocupar la pr√≥stata. Dos son las patolog√≠as m√°s comunes asociadas a est√° gl√°ndula: la hiperplasia benigna de pr√≥stata y el c√°ncer de pr√≥stata, que habitualmente se manifiestan en hombres a partir de los 50 y en edad avanzada.

La próstata es una glándula que se encuentra debajo de la vejiga de los hombres y produce el líquido seminal. Envuelve y rodea la primera porción de la uretra (conducto que transporta la orina desde la vejiga al exterior), atravesándola en toda su longitud. Por eso, es fácil entender que todos aquellos cambios y procesos patológicos tanto benignos como malignos que se produzcan en esta glándula van a provocar alteraciones más o menos notables en la forma de evacuar la orina (micción).

Aunque el tama√Īo de la pr√≥stata var√≠a con la edad, se aceptan como normales unas dimensiones de 4 cm. de largo por 3 cm. de ancho. Tiene forma de casta√Īa y posee una fina envoltura que se conoce como c√°psula prost√°tica que define su l√≠mite.

Cuando las células tumorales, con capacidad de invadir los tejidos sanos de alrededor y de alcanzar órganos alejados e implantarse en ellos, están ubicadas en la próstata, hablamos de cáncer de próstata.

A diferencia de otro tipo de cáncer, el de próstata se caracteriza por evolucionar de forma muy lenta.

Síntomas del cáncer de próstata

En general, el cáncer de próstata en la etapa inicial no causa síntomas muy claros Los cánceres de próstata más avanzados a veces causan síntomas, como:

  • Problemas al orinar, incluyendo un flujo urinario lento o debilitado o necesidad de orinar con m√°s frecuencia, especialmente de noche
  • Sangre en la orina o el semen
  • Dificultad para lograr una erecci√≥n (disfunci√≥n er√©ctil)
  • Dolor en las caderas, la espalda (columna vertebral), el t√≥rax (costillas) u otras √°reas debido a que el c√°ncer que se ha propagado a los huesos
  • Debilidad o adormecimiento de las piernas o los pies, o incluso p√©rdida del control de la vejiga o los intestinos debido a que el c√°ncer comprime la m√©dula espinal

Es muy probable que la mayoría de estos problemas sean por causa distinta al cáncer de próstata. Por ejemplo, la hiperplasia prostática benigna (un crecimiento no canceroso de la próstata) causa dificultad para orinar con mucha más frecuencia que el cáncer. Aun así, es recomendable que le informes a tu médico si presentas cualquiera de estos síntomas para que la causa se encuentre y se trate, en caso de que sea necesario.

Tratamiento

Este tipo de cáncer se desarrolla de forma muy lenta, provocando que, en muchas ocasiones, el tratamiento tenga que efectuarse durante un largo plazo de tiempo. Se debe remarcar, sin embargo, que si el cáncer se detecta en su primera fase, cuando todavía se encuentra dentro de la próstata, el paciente puede tener una larga expectativa de vida.  Por ello, se recomienda asistir a un especialista en cuanto se detecte alguna anomalía especialmente a la hora de orinar; de esta forma, el médico puede detectar rápidamente la causa que está originando el malestar.

El tratamiento de la próstata depende básicamente del estado evolutivo de la enfermedad. El grado, la etapa del cáncer o la edad y el estado de salud del paciente son muy importantes para decidir el tratamiento adecuado. Actualmente hay diferentes opciones para reducir y/o extraer el cáncer de próstata:

  • Cirug√≠a: Procedimiento que consiste en la¬†extracci√≥n de la gl√°ndula prost√°tica entera¬†y los tejidos ubicados a su alrededor.
  • Radioterapia: Este tratamiento se puede combinar con el de la cirug√≠a, ya sea para preparar la zona afectada para la extracci√≥n del tejido afectado o para intentar limpiar la zona
  • Terapia hormonal: La evoluci√≥n del tumor est√° vinculada a la acci√≥n de la¬†testosterona, una hormona sexual masculina. El¬†tratamiento hormonal¬†tiene como objetivo reducir los niveles de testosterona en el organismo o bien bloquear los efectos de esta hormona sobre la pr√≥stata.

Despu√©s de someterse a tratamiento, el especialista va a controlar el resultado de √©ste mediante revisiones y pruebas que valoran su eficacia. Dicho seguimiento tendr√° peque√Īas variaciones seg√ļn la terapia realizada en cada caso. Para la vigilancia del c√°ncer se realizar√°n¬†determinaciones anal√≠ticas espec√≠ficas como el ant√≠geno prost√°tico espec√≠fico, conocido como PSA, peri√≥dicamente y biopsias en algunos pacientes.

Es importante resaltar que el PSA no es un marcador tumoral si no un marcador de órgano, de próstata, porque se eleva en todas las enfermedades prostáticas.

Prevención y supervivencia

Si en las mujeres para detectar el c√°ncer de mama se recomienda hacer mamograf√≠as de forma peri√≥dica, los programas de cribado del c√°ncer de pr√≥stata est√°n sujetos a una intensa discusi√≥n cient√≠fica. De hecho, tanto la Asociaci√≥n Americana de Urolog√≠a como la Asociaci√≥n Europea de Urolog√≠a, no recomiendan el cribado masivo desde un punto de vista de salud p√ļblica. Sin embargo, la detecci√≥n precoz a nivel individual puede hacerse mediante tacto rectal y detecci√≥n del PSA.

El cáncer de próstata no se puede prevenir de forma segura. Muchos factores de riesgo, tales como la edad o el antecedente familiar no se pueden controlar. No obstante, puedes tomar medidas que podrían reducir su riesgo, tal como:

  • Comer una gran variedad de verduras y frutas cada d√≠a
  • Mantenerse f√≠sicamente activo
  • Mantener un peso saludable

Aunque sea incierta su prevenci√≥n, la probabilidad de¬†supervivencia tras sufrir un c√°ncer de pr√≥stata es muy elevada,¬†cercana al cien¬†por cien en los cinco a√Īos¬†posteriores al momento del diagn√≥stico. La tasa de supervivencia para los 10 a√Īos posteriores es del 99 por ciento, mientras que para los 15 a√Īos posteriores es del 94 por ciento.

Los √ļnicos casos en los que¬†la tasa de supervivencia es baja es cuando el c√°ncer se disemina, y se extiende a otros huesos y √≥rganos. En estos casos, la tasa de supervivencia es del 28 por ciento.

Esperamos que se te hayan despejado todas las dudas sobre el cáncer de próstata con este post.

Para conocer más consejos de salud, suscríbete a nuestra newsletter y recibe periódicamente las noticias más destacadas del blog Yo Salud.

newsletter




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *