Comer sano durante la quimio

Escrito por S0p0rt3

Seguir una dieta saludable y equilibrada se ha convertido en un mantra que nos repiten médicos, madres y esos amigos realfooders que todos tenemos. La teoría la conocemos, pero cuando no cabe duda de que es importante seguirla es en el momento en el que nuestra salud está comprometida, como les ocurre a los pacientes oncológicos que siguen un tratamiento con quimioterapia.

Estos días oímos hablar de cáncer, porque se conmemora el Día Mundial contra el Cáncer. Millones de personas en todo el mundo luchan contra esta enfermedad, que se manifiesta de múltiples formas, algunas difíciles de detectar, pero a las que la Ciencia investiga sin descanso.

Es muy importante insistir en la necesidad de acudir a las revisiones programadas y mantener los controles rutinarios en los especialistas. Los profesionales sanitarios alertan ya de una reducción importante en la detección de tumores que podría desembocar en una aparición, más adelante, de casos más graves, en estadios elevados, por no haber sido detectados antes.

Casi para cada uno hay hoy en día un tratamiento personalizado. Y además, los efectos secundarios de la quimioterapia, por ejemplo, nada tienen que ver hoy con los que sufrían los pacientes hace algunos años.

Sin embargo, si comer sano es clave para una vida saludable, durante la quimioterapia puede ayudarnos con las defensas a dosificar energía y calorías en un reparto que contribuya a una recuperación más satisfactoria.

Ana, enfermera de uno de los hospitales de día para pacientes oncológicos del grupo Ribera, explica que la dieta de un paciente en tratamiento de quimioterapia debe contener alrededor de un 55% de hidratos, un 15% de proteínas y un 30% de grasas saludables.

Al final de esta entrada al blog incluiremos una propuesta de comidas y cenas sobre las que se puede variar, por ejemplo, la verdura principal de la crema o puré.

Pero además, Ana nos da 10 claves generales que cualquier comida se digiera bien en un paciente que está siguiendo un tratamiento oncológico:

  • Hacer varias comidas al día
  • Servir poca cantidad
  • No condimentar los alimentos ni utilizar picantes
  • Servir la comida a temperatura ambiente (no alimentos calientes)
  • Los alimentos preferiblemente hervidos, a la plancha o al horno
  • Evitar el alcohol, el tabaco y los refrescos, con y sin gas.
  • Beber tragos cortos de agua, muchas veces al día.
  • Si no hay llagas ni irritación en las mucosas, tomar un zumo de limón, por ejemplo, para estimular la salivación.
  • Preparar menús variados y de fácil digestión
  • Adaptar las comidas a los gustos del paciente

La Asociación Española contra el Cáncer (AECC) ha elaborado una completa guía sobre “Alimentación y cáncer”, que podéis consultar aquí 

Además, os dejamos una propuestas de menú saludable para personas con cáncer, que pueden ayudaros a establecer una dieta sana, rica en hidratos y vitaminas, pero adaptada a los gustos de cada uno. 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *