Cómo aliviar el dolor en el parto: métodos farmacológicos y “naturales”

Escrito por S0p0rt3

Muchas veces, respirar y expirar no es suficiente. Cada experiencia de parto es distinta, incluso en una misma mujer: por sus propias vivencias, recuerdos de partos anteriores, preparación previa, estado anímico, edad en la que afronta el nacimiento de su hijo y otros muchos factores, que los profesionales del grupo sanitario Ribera dividen en físicos, emocionales, psicológicos, socio-culturales y ambientales.

Como explican nuestros profesionales en la web más completa para futuras mamás, sermama.riberasalud.com, el dolor al dar a luz puede manifestarse como una sensación molesta o como una experiencia muy negativa, que la vez le produce miedo y ansiedad. Y hay soluciones para todas. Lo importante es que en la actualidad, el alivio del dolor en el parto es posible y las fórmulas, muy variadas.

¿Cuáles son los métodos farmacológicos para controlar el dolor en el parto?

Ana Rubio, matrona de Ribera en el Hospital Universitario de Torrejón, explica que en los hospitales del grupo se realiza un enfoque muy amplio a la hora de abordar el dolor en el trabajo de parto y se facilitan múltiples opciones, para cubrir las necesidades y deseos de todas las mujeres. “Los deseos y necesidades de la futura mamá son, junto con la seguridad, la prioridad de nuestros equipos”, explican.

Si una madre quiere anestesia, estas son las opciones:

La epidural es un anestésico local con analgésico, que se administra a través de un catéter y que, en función de la dosis administrada, elimina el dolor asociado a las contracciones pero permite que la mujer continúe ayudando en el trabajo de parto. Además, puede variarse la dosis y administrarse en modalidades como la conocida “walking epidural”, para que las futuras mamás puedan moverse pero con menos percepción del dolor. Esta técnica analgésica es aconsejable para mamás que dan positivo en la prueba Covid previa que se realiza a todas las mujeres (y sus acompañantes) cuando ingresan para dar a luz. No está contraindicada.

El doctor Jose María Requena, anestesiólogo de Ribera en el Hospital de Torrejón, recuerda que tras la colocación del catéter, la dosis de la anestesia puede ampliarse en cualquier momento durante el trabajo de parto, “si bien es conveniente durante el periodo de dilatación, para un mayor confort de la madre”, explica. Incluso en el caso de una cesárea, la epidural es válida y permite evitar una anestesia general, que tiene más riesgos asociados.

También se facilita óxido nitroso, en mezcla al 50% con oxígeno, porque es un analgésico de acción rápida, no se acumula en el organismo (se pone y se quita) y no afecta a las contracciones, aunque en ocasiones puede provocar nauseas. Este analgésico no puede administrarse si la mujer es positivo Covid, por la emisión de aerosoles que implica su administración. Y por último, se facilitan opioides como la meperidina.

Y ¿cuáles los métodos alternativos o naturales para el alivio del dolor?

Con o sin analgésicos, el acompañamiento de la futura mamá por una persona de su elección, en todo momento, es clave. Los equipos de los Paritorios de los hospitales del grupo Ribera han comprobado que es muy efectivo, porque ayuda a la tranquilidad y sosiego de las mujeres. Incluso en los momentos más duros de esta pandemia por Covid, las futuras mamás que han hecho el seguimiento de su embarazo o han dado a luz en los hospitales del grupo Ribera han acudido acompañadas a las revisiones y al parto.

Pero además, tanto en el Hospital Universitario de Torrejón, como en el de Torrevieja y Vinalopó se facilita a las mamás el movimiento libre, gracias a la monitorización fetal sin cables, la adquisición de cualquier postura durante dilatación o parto y el acceso a instrumentos, como la pelota de Pilates o  fitball, que favorece la movilidad de la pelvis y ayuda a relajar la musculatura, y también a complementos de mobiliario, como sillas y sillones adaptados, barras de sujeción y bandas elásticas.

Las mujeres que deciden tener a sus bebés en un hospital del grupo Ribera también tienen acceso a Músicoterapia, masajes para controlar el dolor, ayuda para la relajación con técnicas de respiración y empleo de agua caliente, con aplicación local o el uso de ducha o bañera para paliar el dolor de las contracciones. Todas estas técnicas se aplican en un entorno seguro y se pueden utilizar secuencialmente.

El parto en el agua, en aquellos hospitales donde está disponible como el de Torrejón, no podrá realizarse en el caso de mamás positivo Covid, porque los fluidos y secreciones facilitan el contagio.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *