¿Cómo elegir el mejor juguete?

Escrito por Ribera Salud

Los más pequeños esperan ya ansiosos la llegada de Papá Noel y de los Reyes Magos. Es época de regalos y, sin duda, los juguetes son el regalo estrella para los niños. Además del componente lúdico, los juguetes son piezas fundamentales para ayudarles en su desarrollo y su socialización. Por ello, a la hora de elegirlos, es importante tener en cuenta la edad y la madurez del niño.

En este sentido, profesionales del Departamento de Salud de La Ribera nos dan una serie de consejos para escoger el juguete más idóneo y apuntan que en el momento de adquirirlo, hay que prestar atención a dos aspectos fundamentales: la educación y la seguridad.

Un juguete es una gran fuente de información para un niño, por lo que es muy importante para su desarrollo y formación. Contribuye en múltiples aspectos como son: el desarrollo neurológico, la definición de su esquema corporal, la mejora de sus sentidos y del lenguaje y el perfeccionamiento psicomotor.

Por ello, a la hora de elegirlos hay que prestar especial atención de si éste fomenta comportamientos sociales positivos, no fomenta el aislamiento y si evita la estimulación de roles sexistas o que alienten actitudes poco saludables.

También es primordial analizar las cualidades del juguete, la manera de ser y de jugar del niño y, por supuesto, sus gustos y preferencias. Tal y como apunta el Departamento de Salud de La Ribera, debemos evitar dejarnos atraer por el embalaje y el precio del juguete; lo más atractivo y caro no tiene por qué ser mejor.

Como apuntábamos al principio, otro aspecto importante a tener en cuenta es la seguridad. Según diversos estudios, cada año se producen cerca de 10.000 accidentes que requieren asistencia médica provocada por el uso de juguetes. Las principales causas son la ingestión de elementos extraños, con el consiguiente riesgo de asfixia, las quemaduras, los golpes y las caídas. Piezas demasiado pequeñas, bordes cortantes o puntas afiladas pueden ser altamente peligrosos.

Por ello, nuestros profesionales recomiendan comprobar que el juguete será seguro:

  • Hay que asegurase de que la caja o envoltorio del juguete llevan las letras CE impresas; es el certificado de que el producto cumple todas las normas de fabricación, comercialización y seguridad requeridas por la normativa de la Unión Europea.
  • Todos los juguetes deben ir correctamente embalados y etiquetados. En el etiquetado debe figurar, como mínimo, la siguiente información: nombre, marca registrada y dirección del fabricante, su agente importador dentro de la Unión Europea y las instrucciones de uso en castellano, así como advertencias particulares si fueran necesarias.
  • En general, los juguetes y sus partes o fijaciones, cuando se trata de productos desmontables, deben tener resistencia mecánica y la estabilidad suficiente para soportar las tensiones.
  • Los juguetes tienen que estar preparados para no romperse y para que, si se produce esta rotura, no causen heridas. Asimismo, los bordes o salientes no han de ser cortantes y tienen que estar diseñados de manera que el contacto con ellos no presente riesgo de lesiones corporales.

Con todos estos consejos esperamos que los ayudantes de Papá Noel y los Reyes Magos sepan cómo elegir el mejor juguete para cada niño.