Cómo sobrevivir a la alergia en primavera

Escrito por Ribera Salud

Comienza la primavera, llega el buen tiempo y con él las temidas alergias. La alergia no es otra cosa que la reacción exagerada del organismo a sustancias que reconoce como dañinas y que se conocen como alérgenos. Existen multitud de sustancias que pueden provocar reacciones alérgicas pero las más usuales son: alimentos, medicamentos, el pelo de los animales o el polen y los ácaros.

Los casos de alergia se disparan en esta época del año provocados especialmente por la polinización de las plantas. La climatología seca, la ausencia de lluvias durante la primavera y un invierno lluvioso acentúan los síntomas.

Las alergias dificultan la vida cotidiana de los pacientes en muchos aspectos, es por ello que la educación sanitaria se convierte en imprescindible para convivir con esta patología. Conocer la enfermedad, saber cómo evitar situaciones de riesgo o seguir el tratamiento de forma adecuada facilitará la convivencia con la enfermedad.

Los síntomas más frecuentes en alérgicos al polen y los ácaros son de tipo respiratorio:

  • Picor nasal y de ojos
  • Estornudos
  • Congestión nasal sin síntomas de catarro
  • Lagrimeo constante y ojos rojos
  • Asma o dificultad respiratoria
  • Mucosidad líquida

Los especialistas de Ribera Salud hacen sus recomendaciones:

Consejos para pacientes alérgicos al polen:

  • Mantén las ventanas cerradas el mayor tiempo posible.
  • Evita el contacto directo con el polen. Si sales al campo, barres la acera o te tumbas en el césped intenta protegerte con mascarilla.
  • Evita salir a la calle en días de mucho viento, es seguro que haya una gran cantidad de polen en el ambiente.
  • No seques la ropa en exterior durante los días de mayor polinización, es muy probable que quede atrapado en la ropa.
  • Las gafas de sol te ayudarán a reducir el lagrimeo y la irritación ocular.
  • Consulta los niveles de polen en tu zona. Así podrás saber a qué te expones.

Consejos para pacientes alérgicos a los ácaros:

  • Es mejor que uses aspirador para limpiar la casa, la escoba dejará el polvo en suspensión.
  • Las alfombras acumulan gran cantidad de ácaros, es mejor que nos uses. En caso de que sí las tengas es mejor que sean de pelo corto y que las aspires frecuentemente.
  • Ventila la habitación a diario.
  • Lava la ropa de cama con agua caliente, es recomendable que lo hagas cada 7-8 días.
  • En cuanto a sábanas y pijamas debes cambiarlos frecuentemente, evita guardarlos en el armario, inevitablemente cogerán polvo.