Cómo y por qué proteger los ojos en verano. Consejos

Escrito por S0p0rt3

Descuidar los ojos en verano puede tener consecuencias leves, pero también graves, sobre todo con el paso de los años y la repetición de rutinas erróneas. Es verdad que unas personas son más “sensibles” a la luz del sol que otras, pero esto no quiere decir que a las segundas les afecte menos la exposición a los rayos ultravioletas que a las primeras, tal y como explican los profesionales del grupo sanitario Ribera. La OMS calcula que más de tres millones de personas se quedan ciegas cada año como consecuencia de un exceso de radiación solar.
El doctor Gabriel Escalerandi, especialista del Servicio de Oftalmología del grupo en el Hospital de Denia, recuerda que en verano son muchas las horas de sol que impactan sobre nuestros ojos, la potencia del sol sobre la tierra es alta, y otros elementos como el mar, la piscina, los móviles, las horas de juego al aire libre, o la arena hacen que aumenten las patologías oculares en verano.
Por eso, recuerda la importancia de evitar una exposición directa a los rayos de sol en los ojos entre las 13 y las 17 horas en verano y “la importancia del uso de gafas de sol y gorras o sombreros en estas horas centrales del día”. En todas las edades. Más vale acostumbrar a los niños a utilizar gafas de sol y gorro para ir a la playa desde pequeños.
A corto plazo, los efectos del sol sobre los ojos pueden provocar dolor de ojos, ojos rojos y hasta pequeñas quemaduras muy molestas. “Irritaciones oculares y conjuntivitis son las más frecuentes, pero también vemos en esta época más patologías, agudas y otras crónicas, como la queratitis o irritaciones oculares que generan fotofobia”, explica nuestro especialista.
Advierte que muchas de las patologías crónicas se producen por exposición solar prolongada y observan en la edad adulta, por ejemplo, con una evolución más rápida de las cataratas.

Consejos para cuidar los ojos en verano

  • Proteger los ojos con gafas y gorras o sombreros en las horas centrales del día
  • Lavar los ojos con suelo fisiológico al acabar cada jornada de playa o piscina
  • Poner lágrimas artificiales con hialurónico o suero para enjuagar los ojos en el caso de entrar un cuerpo extraño (como arena de la playa). Nunca frotar el ojo.
  • Utilizar lágrimas artificiales también para combatir la sequedad del calor intenso o el aire acondicionado.
  • Limitar el uso del móvil y las tabletas en verano para cuidar los ojos:
    • Los niños menores de tres años no deben utilizar móviles
    • Niños entre 3-6 años no deberían pasar de 1 hora al día
    • A partir de los 10, limitar su uso a una hora y media
    • De los 11-18 años, poner un tope de dos horas al día.
    • Evitar el móvil antes de dormir porque puede producir insomnio y pesadillas

El doctor Escalerandi insiste en la conveniencia de llevar a mano siempre monodosis de estas lágrimas artificiales, muy útiles para enjuagar los ojos en caso de irritación por el agua del mar o piscina, entrada de arena de la playa o tierra o sequedad. “No son un medicamento y se pueden poner muchas veces al día”, explica. Si persiste la molestia o el enrojecimiento, acudir a un especialista.
Por lo que respecta al uso de dispositivos electrónicos, sobre todo entre los más pequeños, en concreto móviles y tablets, el doctor Escalerandi recuerda que en verano, los niños y adolescentes tienen más tiempo libre y pueden pasar demasiadas horas delante de una pantalla. “No podemos olvidar que son una agresión para los ojos y aumentan el riesgo de miopía en la edad adulta o una temprana en adolescentes”, señala. Por eso, explica, las pautas indicadas anteriormente se deben cumplir.
Los niños menores de tres años no deberían ver móviles, entre 3-6 años no pasar de 1 hora al día, a partir de los 10 hora y media y a partir de los 11-18 dos horas al día. Evitar el móvil antes de dormir porque puede producir insomnio y pesadilla, se irritan los ojos y es necesario lavarlos con suero o lágrimas.

AVISO: La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con un médico. El grupo sanitario Ribera no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan relacionados con los blogs, pero si es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este blog están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo el grupo sanitario Ribera de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos que en él aparezcan. El acceso y utilización de este blog no confiere al visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida, salvo que medie expresa autorización por escrito del grupo sanitario Ribera.

El grupo sanitario Ribera se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *