Consejos alimentarios para “peques” y adultos en verano

Escrito por Ribera Salud

Con la llegada del verano, cambian los horarios y con ellos los de alimentación. Y aunque es bueno relajarse y disfrutar de ese merecido descanso, conviene no dejar a un lado una buena alimentación y seguir ciertas pautas que ayudarán a mejorar tu salud y la de tus hijos en estos meses estivales.

Te acercamos una serie de consejos saludables y una receta bien fresquita y ligera para ayudar a combatir las altas temperaturas.

Recomendaciones para la alimentación en verano:

  • Mantener horarios de: desayuno, comida, merienda y cena. Si nos levantamos algo más tarde de lo habitual, el desayuno y el almuerzo lo agruparemos. Un desayuno/merienda equilibrado debe contener:
  1. Un producto lácteo: leche, yogur o queso, mejor semi-desnatados.
  2. Pan o cereales una ración.
  3. Un alimento fresco: zumo, fruta o pan con tomate (y aceite, pero no más de 5cc para las dos tostadas, ¡todo un invento del Mediterráneo!).
  • El cacao en polvo es conveniente como fuente de magnesio y de grasas w-3 y w-6.
  • La bollería, los concentrados de zumo, helados y los fiambres es aconsejable tomarlos sólo de forma excepcional.
  • No picotear, mejor el agua que los refrescos comerciales, y nada de chucherías: su azúcar empeora no sólo los dientes con las caries, sino también contribuye a la obesidad y a la diabetes del adulto. Mejor dibujar, juegos con actividad física: bicicleta, piscina, etc.

Consejos prácticos para la comida con los niños en verano:

  • Se predica mejor con el ejemplo.
  • Es un buen momento para participar de la mesa y comunicarnos con nuestros hijos. Coman o no, no debe convertirse en un momento de conflicto.
  • Los cambios deben introducirse poco a poco. Recuerda, comer sólo es comer, cuidado con transformarlo en una alteración de la conducta alimentaria.
  • De los 365 días del año, los niños sólo comen en el comedor escolar 150 días y en ellos sólo hacen una de las 4 comidas. De nosotros depende el equilibrio de su vida. Puedes aprovechar para ir introduciendo alimentos de los que les cueste más admitir el sabor.

Receta: Batido refrescante de frutas

Si queremos huir de los postres pesados o el picoteo de media tarde, hagámoslo cuidando además nuestra salud. Con está bebida ayudaremos a mejorar el consumo de fruta (vitaminas) y lácteos, ya que nos proporcionará el calcio necesario para osificar.

Los ingredientes que necesitamos serán:

  • 75 gr de melocotón
  • 75 gr de melón
  • 125 de yogur desnatado
  • 75 cc de leche semidesnatada
  • Estevia (edulcorante natural) al gusto
    Canela

Para prepararlo tenemos que batirlo todo y luego meterlo en el congelador. Cuando lo sirvamos, adornarlo con hojas de hierbabuena, pasas (4) y piñones o nueces (10) y un poco de canela.

Esta bebida aporta 234 kcal. (calcio, magnesio, vitaminas, proteínas y disacáridos) y además, ¡es una ración de felicidad! Se puede tomar de postre o bien para merendar, pero en ese caso se añadirán cereales o pan.