Cuidar la próstata: entre el cáncer y la hiperplasia

Escrito por S0p0rt3

La próstata es una glándula que solo está presente en el aparato urinario masculino y que está unida al cuello de su vejiga. Es un órgano que, con la edad, tiende a agrandarse, provocando en un 50% de los hombres entre 50 y 65 años lo que se conoce como hiperplasia benigna de próstata, una patología que afecta a la gran mayoría de los hombres mayores de 90 años.

El doctor Javier Calahorra, jefe de Urología en varios hospitales del grupo sanitario Ribera, explica que este agrandamiento de la próstata puede comprimir la uretra y, por consiguiente, reducir y a veces bloquear por completo el flujo de la orina desde la vejiga. Como el doctor Calahorra, todos los especialistas del grupo insisten en la importancia de llevar hábitos saludables para no potenciar los síntomas de esta patología, ya que “una vida saludable, con buenos hábitos de alimentación y ejercicio físico, tiene un efecto protector”. Además, es recomendable que todos los hombres se hagan una revisión periódica a partir de los 50 años.

¿Qué síntomas nos alertan de problemas de próstata?

  • Si detectamos problemas para orinar: sentimos la necesidad, pero la orina no sale o no lo hace como solía.
  • Percibimos una urgencia mayor de orinar, sobre todo por la noche
  • El chorro de la orina es débil y con interrupciones
  • Sentimos dolor o ardor al orinar e incluso aparece sangre en la orina o el semen
  • La eyaculación es dolorosa

Si bien es verdad que en bastantes casos el crecimiento benigno de la próstata suele coexistir junto al cáncer, es importante diferenciar entre los problemas de próstata que provoca una hiperplasia benigna de próstata y un cáncer de próstata. Sólo en fases avanzadas de la enfermedad puede aparecer dolor óseo secundario, metástasis óseas, u otros síntomas por afectación de órganos vecinos.

Tradicionalmente, se ha considerado el cáncer de próstata como un tumor de paciente mayor o anciano, «aunque cada vez estamos observando un mayor desplazamiento a edades más jóvenes, a partir de los 50 años», según explican desde el Servicio de Urología del Hospital Universitario de Torrejón, el doctor Luis Llanes.

Tal y como recuerda el doctor Calahorra, el cáncer de próstata “no se puede prevenir” porque existen factores que se han demostrado científicamente que influyen en su desarrollo, como la raza, la edad o los antecedentes familiares, y estos no se pueden elegir. Pero, con todo, sí que se ha demostrado, como en el caso de la hiperplasia de próstata, que los hábitos saludables ayudan a prevenir este tipo de cáncer: dejar de fumar, una dieta sana, un peso equilibrado y ejercicio físico moderado ayudan. Nuestros especialistas hablan, incluso, de alimentos que cuidan de nuestra próstata, como cuidan del resto de nuestro organismo.

Alimentos que cuidan la próstata

  • Fruta: se recomiendan dos tazas y media de frutas variadas cada día
  • Alimentos ricos en fibra
  • Vitamina E: aceites vegetales, nueces, semillas, hortalizas de hoja verde como el brócoli o las espinacas
  • Vitamina C: naranjas, mandarinas, mango…
  • Cúrcuma, jegibre…
  • Beber té verde: tiene mucho antioxidante y ejerce un efecto protector
  • Aumentar la ingesta de tomates y frutas y verduras de color rojo, porque los licopenos ayudan al cuidado de la próstata
  • Reducir la ingesta de lácteos y carnes rojas y aumentar la presencia en la dieta de pescado

Como en todas las patologías, la prevención es clave para aumentar los indicadores de recuperación y reducir efectos secundarios. En el caso del cáncer de próstata, el Servicio de Medicina Nuclear del Hospital Universitario del Vinalopó incorporó hace un año a su cartera de servicios una nueva técnica capaz de detectar de manera precoz las recidivas en el cáncer de próstata. Esta técnica, pionera en la provincia de Alicante, se realiza con F-PSMA, fármaco de reciente implantación de uso en PET-TAC, en pacientes con cáncer de próstata a los que en el seguimiento se detecta un incremento de PSA sin que haya evidencia de la enfermedad en el TAC, la resonancia magnética, la gammagrafía ósea o el PET-TAC con F-colina.

Se trata de una prueba indolora en la que se realiza una evaluación exhaustiva del paciente y que requiere de la autorización previa por parte de la Agencia Española del Medicamento, ya que se trata de un fármaco de reciente implantación el cual se fabrica de forma expresa para cada paciente. Esta prueba diagnóstica permite detectar recidivas no visibles a otras técnicas pudiendo identificar lesiones de forma precoz.

AVISO: La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con un médico. El grupo sanitario Ribera no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan relacionados con los blogs, pero si es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este blog están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo el grupo sanitario Ribera de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos que en él aparezcan. El acceso y utilización de este blog no confiere al visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida, salvo que medie expresa autorización por escrito del grupo sanitario Ribera.

El grupo sanitario Ribera se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *