Ejercitar el suelo pélvico no es una moda, es importante

Escrito por S0p0rt3

El suelo pélvico es importante. No es una moda. Tampoco debería relacionarse únicamente con las mujeres, puesto que los hombres también tienen suelo pélvico. Pero aún hay quien piensa que no le afectará y que forma parte de la terminología que se emplea en disciplinas como el yoga o el pilates. Y nada más lejos de la realidad.

“El suelo pélvico es un conjunto de músculos y ligamentos que cierran la cavidad abdominal en su parte inferior. Y su función es sostener los órganos pélvicos, es decir, vejiga y uretra, útero y vagina, y también el recto, en la posición adecuada, porque de ello depende su normal funcionamiento”, explica el doctor Daniel Martínez Campo, ginecólogo especialista en Suelo Pélvico y coordinador de la Unidad de Suelo Pélvico de Ribera en el Hospital Universitario de Torrejón.

¿Y por qué es importante el suelo pélvico? Lo explica muy bien Beatriz Balsa, médico del Servicio de Rehabilitación y parte del equipo de la Unidad de Suelo Pélvico de otro centro del grupo, Ribera Hospital Povisa. “La debilidad de la musculatura del suelo pélvico puede provocar diferentes grados de incontinencia urinaria o fecal, alteraciones en la esfera sexual, como dispareunia o vaginismo, descenso de distintos órganos pélvicos, que provoquen cistocele, rectocele, histerocele o prolapsos, o dolor, con un gran impacto en la calidad de vida de la persona afectada.

Es verdad que hay más tendencia a asociar el suelo pélvico con las mujeres por cómo pueden llegar a afectarle embarazos y partos. No en vano, las mujeres tienen entre un 10 y un 20% de posibilidades de someterse a una cirugía de suelo pélvico por los problemas asociados. Pero los especialistas de Ribera insisten en que también los hombres tienen que cuidar su suelo pélvico para evitar problemas de incontinencia urinaria, fecal o de gases.

Así que sí. Fortalecer el suelo pélvico y saber cómo realizar los conocidos como ejercicios de Kegel, es importante para hombres y mujeres. O debería serlo, porque según explica el doctor Martínez Campo “las alteraciones en la musculatura del suelo pélvico provocan una disminución en nuestra calidad de vida y en nuestros hábitos”. Por ejemplo, añade, “vemos cómo pacientes con incontinencia urinaria tienden a restringir sus salidas del domicilio y sus relaciones sociales, y las pacientes que llegan a tener un prolapso ven afectada su salud sexual y física”. Es por eso que los hospitales de Ribera han creado unidades específicas para su cuidado y tratamiento, o tienen un protagonismo especial en las Áreas de Salud de la Mujer de sus centros sanitarios, con profesionales especialistas en atención primaria y hospitalaria, de los servicios de Ginecología y de Fisioterapia.

Y ¿qué daña al suelo pélvico? Primero vamos a ver qué situaciones, acciones u omisiones pueden afectar a nuestro suelo pélvico y luego contaremos cómo ayudar a contrarrestarlos y mantener esta musculatura en forma.

Raquel, fisioterapeuta especialista en suelo pélvico de Ribera, explica muy bien en el programa Cuídate en Casa, que os animamos a seguir en nuestro canal de Youtube, que embarazo, parto y postparto, los deportes de impacto como correr y saltar, el estreñimiento, el sobrepeso, una postura incorrecta, la menopausia, el envejecimiento y la tos crónica son algunos de los factores que influyen negativamente en la musculatura del suelo pélvico. Es cierto que no todos los embarazos y partos son iguales y que también influye, generalmente, el número de partos. También que en deportes de impacto, posturas o estados físicos como el sobrepeso o la tos crónica influye la intensidad y el tiempo. Pero en cualquier caso, son situaciones que los expertos recomiendan controlar y contrarrestar para proteger y cuidar el suelo pélvico.

Y cómo lo hacemos. Los profesionales de Ribera nos dan algunas claves:

  • Orinar cada dos horas o dos horas y media. Que no pasen más de tres horas sin orinar.
  • Para no despertarse por la noche, evitar líquidos dos horas antes de irse a dormir
  • Vaciar la vejiga sin prisas
  • No empujar durante la micción y defecación
  • Llevar una correcta hidratación
  • No abusar del café, té o bebidas gaseosas porque irritan la vejiga
  • Eliminar hábitos tóxicos como el tabaco
  • Cuidar el estreñimiento
  • Hacer ejercicio controlando siempre la musculatura del suelo pélvico
  • Hacer los ejercicios de suelo pélvico correctamente. No hacer “stop pipí”

Y en este último punto, vamos a detenemos un momento. Los ejercicios de suelo pélvico son los conocidos como ejercicios de Kegel. Verónica Viesca, matrona de Ribera en el Centro de Salud de Pilar de la Horadada (Alicante), nos explica que “son ejercicios de contracción y posterior relajación del suelo pélvico que ayudan a fortalecer el suelo pélvico y a tratar y prevenir la incontinencia y problemas de disfunción sexualizar”. A lo que Cristina Muñoz, matrona de Ribera en el Departamento de Salud del Vinalopó añade que “es importante realizar contracciones del suelo pélvico, como si quisiéramos cortar la micción pero siempre cuando no estamos orinando”. De ahí el último pero muy importante consejo que hemos dado sobre “no hacer stop pipí”.

 

 

Raquel, Cuídate en Casa

 

Verónica Viesca, matrona del centro de salud de Pilar de la Horadada. Ejercicios kegel.

 

Cristina Muñoz. Matrona del departamento de salud del Vinalopó.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *