Embarazo en la era COVID. Emociones en positivo.

Escrito por S0p0rt3

Un embarazo en la era COVID puede suponer un esfuerzo extra para encauzar nuestras emociones y situarlas en el lado positivo que supone dar a luz una nueva vida. Nos levantamos y nos acostamos oyendo palabras como virus, pandemia, COVID, confinamiento, contagio y UCI. Pero no podemos dejar que los problemas que nos rodean condicionen un momento que es único en la vida: los meses de preparación para la llegada de nuestro bebé y el momento del parto.

Acabamos de conocer a los primeros bebés de 2021. Adrián, Derek Antón y Marta son los primeros bebés nacidos en los hospitales universitarios de Torrejón, Vinalopó y Torrevieja, del grupo sanitario Ribera este nuevo año y todos ellos son bebés de la era COVID. Su gestación tuvo lugar durante el confinamiento de la primera ola y el Estado de Alarma y sus mamás han vivido un embarazo diferente, con un confinamiento y medidas de seguridad extraordinarias, pero no por ello menos ilusionante y motivador.

La mayoría de las embarazadas vive con alegría y emoción la llegada de un hijo y son esas emociones las que las futuras mamás tienen que trabajar con su pareja, su familia y los profesionales que vigilan su embarazo. Se trata de una etapa de gran sensibilidad, en la que la mayoría siente y reacciona de forma intensa ante todo tipo de situaciones. Elena Revilla, matrona de Ribera en el Hospital Universitario de Torrejón, lo define como un “cocktail de emociones” en un vídeo muy didáctico, que sin duda os recomendamos. “Se trata de una etapa única e irrepetible y esta requiere de una preparación física y psicológica de las madres”, añade.

Nuestra matrona nos da algunos consejos para las futuras mamás que son de gran utilidad:

  1. Centrarse en el momento presente, sin proyectarse más allá.
  2. Reservar un rato al día para conectar con el bebé tranquilamente.
  3. Aceptar el cambio que sufre el cuerpo de la mujer, tanto físico como emocional.
  4. Dejar de intentar controlar lo que no podemos controlar, como el desarrollo del embarazo y el parto. Si no, puede generarse una rigidez y tensión emocional, que es la base para futuras frustraciones.
  5. Estar bien informadas, pero también abiertas a caminos nuevos y opciones que nos planteen los profesionales que cuidan de la mamá y el bebé.

Para Elena Revilla, es muy importante confiar en el poder femenino. “La mujer sabe cómo parir, siempre lo ha sabido”. Y bajo esa premisa, anima a las mujeres a “vivir con normalidad una experiencia y unas emociones que son totalmente naturales” y que matronas y obstetras ayudan a canalizar siempre en la mejor dirección, en beneficio de la salud física y emocional de la madre y el bebé.

Porque sí. Estamos en medio de una pandemia mundial. Pero los hospitales en general y los del grupo sanitario Ribera en particular, están perfectamente preparados para atender a las futuras mamás y sus bebés en tiempos de COVID. Irene Fernández, obstetra del Hospital Universitario de Torrejón, asegura que este centro, como todos los del grupo, “cuenta con protocolos para hacer del hospital un entorno seguro”. “Hemos priorizado las consultas con ecografías como presenciales y el resto, salvo excepciones, se hacen telefónicamente para reducir el riesgo de contagio”, explica. Y recomienda a las embarazadas que cuando vayan al hospital acudan con una mascarilla de alta protección, gel e intenten tocar pocas superficies. Incluso a las consultas del embarazo se permite que la embarazada acuda con un acompañante, que deberá cumplir con las mismas medidas de seguridad e higiene.

El grupo Ribera ha preparado una serie de vídeos didácticos a través de su canal Ser Mamá, para las mujeres embarazadas en tiempos de COVID, con el fin de explicarles los protocolos y pasos que afrontarán en las visitas a las consultas y también en el momento del parto, tanto si son positivo en COVID como si no lo son. Puedes acceder a estos vídeos aquí.

En los hospitales del grupo Ribera, se cuida física y emocionalmente a las madres durante el embarazo y el parto. Y es por eso que incluso para las pacientes que dan positivo en COVID en el momento del parto se ha previsto un protocolo que permite estar con ellas a un acompañante, que suele ser su pareja, y por supuesto, el bebé permanece con la madre todo el tiempo, salvo que por motivos médicos no sea posible. Solo en el caso de cesárea, la pareja deberá esperar fuera del quirófano. Y cuando el bebé nace, siguiendo siempre nuestros programas de Parto Respetado, se facilita el piel con piel, llevando a cabo las medidas de higiene y seguridad necesarias para reducir el riesgo de contagio del pequeño, que se aplican también para facilitar la lactancia materna en el caso de que la madre así lo desee. Beatriz Repullo, también matrona en el Hospital de Torrejón, asegura que no se ha reconocido virus en la leche materna y los especialistas recomiendan la lactancia, incluso aunque la madre haya dado positivo, porque aseguran que ayuda a prevenir el contagio al bebé.

El objetivo de todos los profesionales del grupo Ribera es que las madres y los bebés estén sanos y seguros. Y que las mamás estén cómodas y tranquilas, confiadas en que el nacimiento de su bebé y su recuperación será satisfactoria y que comienzan en ese momento una nueva y apasionante vida juntos.

Related Posts

Cómo entrenar el ánimo y combatir la tristeza (pese al Covid)

El Covid y las trágicas cifras de ingresos y fallecidos han eclipsado el Blue Monday (el día más triste del año). Po...




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *