Evita el golpe de calor

Escrito por Departamento de Salud de La Ribera
  • El verano ha irrumpido con fuerza este año. Con las altas temperaturas, como las que estamos registrando estos días en la Comunitat Valenciana y en buena parte del país, aumenta el riesgo de sufrir un golpe de calor. Una vez más, te decimos cómo identificar un golpe de calor y qué medidas adoptar para evitarlo. No dejes que el calor estropee tu verano.

golpe de calor

El golpe de calor es un fallo de la función de diferentes órganos internos producido por una elevación extrema de la temperatura corporal. Ello se produce cuando nuestro cuerpo es incapaz de regular su propia temperatura a través de los mecanismos naturales de eliminación de calor: dilatación de los vasos sanguíneos superficiales, sudoración y respiración.

En la mayoría de los casos, el inicio del golpe de calor se produce de forma súbita, aunque en muchos casos existen síntomas de inicio poco específicos, como debilidad, somnolencia, mareos, dolores de cabeza y calambres musculares.

Si se permanece mucho tiempo en este estado, sin tomar las medidas oportunas, la piel aparece caliente y seca, se produce taquicardia, adormecimiento y pérdida de conciencia, pudiendo llevar al paciente a la muerte.

Causas

Este desajuste térmico puede producirse por tres factores:

  • porque la producción de calor corporal es excesiva
  • porque la temperatura ambiente es muy elevada
  • porque los mecanismo de eliminación del calor no funcionan correctamente

Lo más normal es que el golpe de calor se produzca por la combinación de estos tres factores.

A quién afecta el golpe de calor

Todos estamos expuestos a los efectos del sol o del calor, pero hay determinados grupos de población que son más vulnerables a sufrir un golpe de calor:

  • Mayores de 75 años
  • Recién nacidos y niños menores de 6 años
  • Personas con problemas de movilidad
  • Obesos
  • Personas que realizan mucha actividad física o deportistas
  • Personas con discapacidades físicas o psíquicas
  • Personas con hipertensión arterial o problemas cardiacos
  • Personas con problemas respiratorios
  • Personas con diabetes o problemas de tiroides
  • Personas que padecen Parkinson o demencia
  • Personas que toman antidepresivos, tranquilizantes o diuréticos

Qué se puede hacer ante un golpe de calor

Si eres testigo de un golpe de calor, lo primero que debes hacer es llevar a la persona afectada a un lugar fresco y fuera del alcance del sol. En el caso de que la persona con golpe de calor presente convulsiones, estado confusional, importante descoordinación o una situación de coma, deberá ser conducida a un centro hospitalario.

Es de gran ayuda aplicar compresas frías en la zona de la cabeza, cuello, tórax, axilas, brazos y muslos, con el objetivo de bajar la temperatura interna del cuerpo. Si la persona está consciente, puedes administrarle agua u otros preparados con carga iónica (bebidas isotónicas); debes hacerlo poco a poco, evitando ingestas masivas, ya que incrementan el riesgo de vómitos, y utilizar bebidas a temperatura ambiente. Si el paciente no puede ingerir, no lo fuerces, para evitar que trague mal y aspire a los pulmones el líquido.

En el caso de que el paciente presente un estado de shock (paciente obnubilado, con la piel caliente, roja y seca), será necesario administrar líquidos e iones por vía venosa (sueros), siendo el traslado a un hospital la medida más importante. Recuerda que el traslado es preferible hacerlo en un transporte sanitario.

golpe de calor2

Evita el golpe de calor

Podemos tomar una serie de sencillas precauciones para evitar el golpe de calor:

Documento1




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *