Herpes y aftas, pupas o llagas. Diferencias y causas

Escrito por S0p0rt3

¡Cómo molesta una llaga en la boca! Y ¡qué dolorosa resulta una pupa en el labio! Las aftas y los herpes, para muchos más conocidas como llagas en la boca y pupas en el labio, son algunas de las enfermedades más habituales de la mucosa oral que, sin un correcto tratamiento y prevención, pueden convertirse en crónicas.

Las aftas son pequeñas úlceras de fondo blanco y bordes rojos que aparecen en el interior de la boca, en la zona de las mejillas, labios, encías o la lengua. Su aparición se relaciona, en muchos casos, con un déficit de vitaminas, con alteraciones hormonales, estrés, traumatismos o el uso de ortodoncia. No se contagia y aunque en ocasiones son de tamaño reducido, pueden resultar muy  molestas, sobre todo a la hora de comer, pero también al hablar o con bebidas o alimentos ácidos.

Las pupas en los labios o herpes son ampollas con líquido que aparecen alrededor de la boca y que son víricas, puesto que su origen es el virus del herpes, conocido por sus siglas VHS. Al contrario que las aftas, estas pupas sí que son contagiosas, por lo que hay que evitar que la zona afectada entre en contacto con la piel o mucosas de otras personas. Una vez que las ampollas se rompen se suele formar una costra que dura varios días, aunque acaba desapareciendo, generalmente sin dejar cicatriz. No hay una cura definitiva pero sí tratamientos que ayudan a controlar los brotes, reducir su frecuencia, extensión y duración.

La doctora Gui-Youn Cho Lee, especialista del Servicio de Cirugía Oral y Maxilofacial del Hospital Universitario de Torrejón, gestionado por el grupo sanitario Ribera, explica que la estomatitis aftosa recidivante afecta a los tejidos blancos de las mucosas y es muy frecuente. Hasta el punto de que se ha calculado que la padece el 15-20% de la población mundial, aunque es más frecuente en mujeres de entre 10 y 19 años de nivel socioeconómico alto. Entre los factores que predisponen a su aparición destacan:

  • Déficit de vitamina B12, ácido fólico y hierro.
  • Alteraciones hormonales: fase premenstrual, tras el parto.
  • Intolerancia al gluten.
  • Déficit de IgA (inmunoglobulina, afecta al sistema inmunitario)
  • Infecciones.
  • Neutropenia cíclica (afección crónica de los neutrófilos poco frecuente)
  • Sida.
  • Colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn.
  • Traumatismos
  • Depresión
  • Estrés

También se han identificado algunos alimentos que, según para qué personas, pueden resultar desencadenantes en la aparición de estas úlceras, como algunos vegetales, la leche, el chocolate, la miel, ciertos quesos, crustáceos y fruta. La doctora Gui-Youn Cho Lee explica que no hay tratamiento preventivo pero que una vez aparecidas la o las aftas los corticoides tópicos en forma de gel o crema “son eficaces”. “En los casos más graves, el tratamiento será a base de esteroides sistémicos durante una semana y los enjuagues con clorhexidina o tetraciclinas alivian temporalmente a algunos pacientes. Actualmente, han aparecido en el mercado compuestos de ácido hialurónico que ayudan a paliar los síntomas” explica nuestra especialista, al tiempo que recuerda que “si hay deficiencia de vitamina B12, ácido fólico o hierro, los suplementos dietéticos pueden resultar útiles para ayudar a su curación”.

En caso de duda sobre el tipo de afección de la mucosa bucal, lo ideal es acudir a un especialista como los de Ribera Dent, la división dental del grupo Ribera, para que nos faciliten el tratamiento más adecuado y que nos permita sanar antes la zona de la boca afectada.

AVISO: La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con un médico. El grupo sanitario Ribera no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan relacionados con los blogs, pero si es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este blog están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo el grupo sanitario Ribera de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos que en él aparezcan. El acceso y utilización de este blog no confiere al visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida, salvo que medie expresa autorización por escrito del grupo sanitario Ribera.

El grupo sanitario Ribera se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *