La cabeza me va a explotar. Cómo tratar las migrañas

Escrito por Ribera Salud

Dolor agudo y constante, hipersensibilidad a la luz (fotofobia) y a cualquier sonido (sonofobia), escasa efectividad de algunos analgésicos, náuseas y sentir como si la cabeza te fuera a explotar… estos son algunos de los síntomas de las migrañas, un dolor frecuente e incapacitante, con un enorme impacto personal que en muchas ocasiones se localiza en una mitad de la cabeza (hemicraneal) y es de tipo pulsátil (sientes los latidos en tu cabeza). Puede durar horas o días, pero si sufrimos un dolor de este tipo más de 15 días al mes, es que la migraña se ha cronificado. Y hay que intentar atajar el problema antes de que esto suceda.

Ana López, coordinadora del Servicio de Neurología del Hospital del Vinalopó, explica para el blog YoSalud que la migraña “es una enfermedad muy frecuente, que sufre el 12% de la población española, es decir, más de 5 millones de personas”. Y no es un simple dolor de cabeza. La doctora López asegura que “es una enfermedad con una alta discapacidad”. De hecho, la OMS la engloba entre las 10 enfermedades más discapacitantes y es la primera causa de incapacidad en menores de 50 años. “Conlleva unas consecuencias económicas, familiares y socio-laborales importantes, porque es una causa importante de absentismo laboral”, asegura la doctora López.  Y por ello, añade, requiere un diagnóstico temprano y adecuado de cara a poner un tratamiento lo más efectivo posible.

Pero, ¿por qué aparece una migraña? ¿qué factores influyen? La coordinadora del Servicio de Neurología del Vinalopó nos explica que “es habitual que la migraña tenga un componente genético, y por eso, es más frecuente en determinadas familias, y muchos pacientes con este trastorno tienen antecedentes familiares de migraña”. Además, añade, en las mujeres, la menstruación es un desencadenante típico de migraña. Y entre otros desencadenantes, la doctora López asegura que influye el estrés (físico o psicológico), los cambios en el ritmo de sueño o mal descanso nocturno, los cambios de tiempo o presión atmosférica, la deshidratación, el ayuno prolongado y determinados alimentos. En general, es más importante llevar una dieta equilibrada y no ayunar demasiadas horas que eliminar alimentos de la dieta. Pero el vino tinto, el queso añejo, el chocolate, los cítricos y el pescado ahumado se encuentran entre los sospechosos habituales. En cuanto a la cafeína, en dosis pequeñas puede ayudar a controlar un ataque, pero en cantidades elevadas es un factor de cronificación del dolor.

El tratamiento se basa en tres pilares: la prevención de eventos, el control sintomático y evitar posibles desencadenantes. “Eso puede hacer que la migraña no se cronifique”, asegura la doctora López.

Y ¿cuándo es aconsejable ir al médico? La doctora López nos saca de dudas: “Los médicos de atención primaria pueden y deben estar capacitados para manejar las cefaleas más habituales, como la cefalea tensional y la migraña. En algunos casos en los que se plantean dudas diagnósticas, o en aquellos en los que la cefalea cambia en características o se hace más frecuente o intensa, los pacientes serán derivados para valoración por el neurólogo”.

 

Ana López, coordinadora de Neurología del Vinalopó, nos explica todo sobre la migraña en este vídeo

 

Este listado es sobre alimentos “sospechosos” que pueden desencadenar migrañas. https://www.correofarmaceutico.com/autocuidado/que-como-y-cuando-comer-si-se-sufre-migrana.html




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *