La ITV de la próstata, a los 50

Escrito por Ribera Salud

El 50% de los hombres entre 51 y 60 años comienza a sufrir los síntomas que provoca el agrandamiento de la próstata y la consiguiente presión sobre la uretra, que se traduce en la necesidad de ir al baño con frecuencia. En algunos casos, con demasiada frecuencia. Hasta el punto de afectar a la calidad de vida de muchos hombres, al trabajo que desempeñan o a la calidad del sueño.

 Esa sintomatología es la que debe llevar al hombre a acudir a su médico, con el fin de que el especialista valore la situación de esa hiperplasia de próstata, que la mayoría de las veces resulta benigna. Por tanto, hacerse una revisión de próstata a partir de los 50 no está de más. Si hasta los 60 años solo el 50% de los varones presenta esta hiperplasia, en mayores de 80 años el porcentaje aumenta al 90%.

 El jefe de Urología de los hospitales universitarios de Torrevieja y el Vinalopó, Francisco Javier Calahorra, asegura que “los malos hábitos como el alcohol, la falta de actividad física y la obesidad pueden facilitar la aparición de esta alteración física”. Por el contrario, añade, “llevar una vida sana y realizar ejercicio tiene un “efecto protector”.

 El doctor Calahorra explica que en función de la edad, la condición física y otros factores se valora una primera fase de medicación para el paciente. Las otras opciones para solucionar la hiperplasia implican pasar por quirófano. El especialista asegura que en los hospitales del Vinalopó y Torrevieja se utilizan técnicas pioneras para abordar esta patología, buscando siempre la que se adapta mejor a las condiciones del paciente. La técnica más reciente es la enucleación próstatica con láser, para próstatas de tamaño medio y grande pero también destaca, por ejemplo, técnicas endoscópicas con energía bipolar o plasmaquinética que supone cortar el  tejido prostático y al mismo tiempo ir coagulando. “Esto supuso un gran avance en la recuperación de los pacientes porque sangran menos y se recuperan mejor”.

 En un pequeño porcentaje de casos, al abordar la hiperplasia se detectan células tumores en la próstata. Se trata de un cáncer que generalmente tiene un buen pronóstico. El doctor Calahorra asegura que el cáncer de próstata “no se puede prevenir de una manera segura porque la raza, antecedentes familiares y la edad influyen”. Pero también insiste en que existen medidas para reducir el riesgo de padecer cáncer de próstata, como por ejemplo, dejando de fumar o con la quimio-prevención, aconsejada siempre por un especilaista… Hábitos saludables, una dieta variada y rica en vitaminas, comer dos tazas y media de frutas variadas y mantener peso saludable a través de actividad física moderada, son en opinión de este especialista, buenos aliados para prevenir cualquier enfermedad, también el cáncer de próstata. El doctor Calahorra insiste en la importancia de tomar muchos alimentos que contengan vitamita E y también té verde, porque tiene carga antioxidante y hay estudios que avalan su efecto protector.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *