Medicamentos por vía tópica: ¿los utilizas correctamente?

Escrito por Ribera Salud

Una picadura de mosquito, un desgarro muscular o una simple quemadura, son las típicas situaciones cotidianas en las que solemos recurrir a los medicamentos por vía tópica, más conocidos como pomadas o cremas. Si te sientes identificado/a con esto, presta atención a los consejos que te iremos dando a lo largo de este nuevo post para que los utilices de forma correcta.

El primer error es pensar que los medicamentos por vía tópica son un cosmético más y que por ello se pueden utilizar tantas veces como se quiera sin medir las cantidades. Lo cierto es que siempre van acompañados de un prospecto donde la composición, la posología y las contraindicaciones van bien detalladas.

Para que el tratamiento tenga el efecto deseado lo más importante es que se administre correctamente y se cumpla con la pauta posológica prescrita.

Tipos de medicamentos por vía tópica y sus diferencias 

Aunque solemos llamar cremas a cualquier producto que nos ponemos en la piel, los medicamentos por vía tópica se clasifican en 4 grandes grupos, en función del contenido en agua y del tipo de excipiente (más o menos graso).

  • Ungüento: Es el más graso de todos y es tan denso que no absorbe el agua. Suele utilizarse para tratar afecciones que secan en exceso la piel como la psoriasis.
  • Pomada: También se compone de un excipiente graso, pero a diferencia del ungüento, sí que absorbe el agua y es un poco más ligera.
  • Crema: Es una emulsión de agua y grasa (con mayor o menor porcentaje, dependiendo del producto). Normalmente se puede aplicar a todo tipo de pieles.
  • Gel: Está formulado sin grasa y se obtiene como resultado de tratar líquidos con ciertas sustancias gelificantes.

En ocasiones, podemos encontrar el mismo medicamento por vía tópica en versión crema y en versión gel y es cuando surge la duda: ¿cual de los dos es mejor?

La respuesta es simple, ya que elegir uno u otro únicamente dependerá de la zona en la que se tenga que aplicar. Si es una zona con pelo es mejor el gel y si es una zona seca, como los codos, es mejor la crema.

Consejos para utilizar medicamentos por vía tópica

  • Lavarse las manos.
  • Calentar el tubo del medicamento con las manos para facilitar su aplicación.
  • Aplicar sobre la piel seca y limpia de la zona afectada la cantidad recomendada.
  • Extender en la dirección del crecimiento del vello.
  • Cubrir la zona con un apósito sólo si te lo indican.
  • Lavarse las manos tras la administración.
  • Cerrar bien el tubo para evitar contaminaciones del producto y conservarlo siguiendo las instrucciones del prospecto (en lugar fresco y seco, alejado de focos de calor, en nevera, etc.)

En cualquier caso, ante cualquier duda o reacción alérgica inesperada lo ideal es que pidas cita con tu médico de cabecera y te indicará cómo proceder.

Si deseas conocer más consejos para mejorar tu salud, suscríbete a nuestra newsletter y recibe periódicamente las noticias más destacadas del blog Yo Salud.

Nesletter Ribera Salud




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *