Qué es la Enuresis y cómo tratarla

Escrito por Ribera Salud

Los bebés son incontinentes hasta que cumplen los dos años, cuando su nivel de maduración aumenta y comienzan a dejar el pañal. Es habitual que los niños de entre 2 y 4 años presenten incontinencia urinaria por la noche. Si el problema persiste o se agrava con el paso del tiempo es posible que el niño padezca Enuresis.

El Doctor Jorge López, urólogo del Hospital de La Ribera, explica en qué consiste esta enfermedad, las formas en las que se puede presentar y cómo se puede tratar.

La Enuresis no es otra cosa que la micción incontrolada más allá de la edad en la que se alcanza el control vesical. Existen diversos tipos de Enuresis, según la presentación del problema puede ser: Enuresis primaria, cuando el niño nunca ha controlado la orina, es el caso más común. Enuresis secundaria: cuando el niño vuelve a mojar la cama después de un periodo de entre 3 y 6 meses sin hacerlo, esto significa que el niño ha controlado sus esfínteres pero vuelve a no controlar el pis.

Además del tipo de presentación, la Enuresis también se puede clasificar según la sintomatología que presente:

  • Enuresis monosintomática: la forma más habitual, se da en un 90% de los casos.
  • Enuresis no monosintomática: va acompañada de otras alteraciones en el control de la orina como puede ser la incontinencia diurna o la urgencia al miccionar (no poder aguantar).
  • Enuresis intermitente: cuando el niño se levanta seco algunos días y mojado el resto.

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico de la Enuresis se suele producir cuando se alcanza una edad socialmente inaceptable para que un niño no contenga la micción. Esto suele entorno a los 5 años en las niñas y hasta los 6 en niños, ya que estos tardan más en conseguir controlar su esfínter vesical por las noches.

No existe acuerdo entre los especialistas para considerar que un niño padece Enuresis, hay que tener en cuenta las circunstancias individuales de cada niño y estudiar su caso de manera pormenorizada para actuar en consecuencia. Lo único que queda claro es que una vez llegada la preadolescencia o adolescencia es inaceptable que el niño moje la cama.

Tratamiento

Tratar la Enuresis es tarea de todos: padres, niño y especialistas están implicados en este proceso. Acompañar al niño durante el proceso es fundamental para lograr el éxito, además en muchas ocasiones es necesario modificar los hábitos de conducta del niño para conseguir resultados.

Este cambio de hábitos no solucionan por si solo la Enuresis pero pueden reducir la orina en la vejiga durante la noche:

  • Establecer horarios de micción.
  • Ingerir líquidos durante el día de forma frecuente. Bebiendo más por la mañana y menos cuando se va acercando la noche.
  • Evitar cenas copiosas.
  • No dejar que el niño pase más de 10 horas durmiendo sin miccionar.

A pesar de la mejora de hábitos, a veces es necesario recurrir a medicación o sistemas de aprendizaje, como el sistema de alarma, que consiste en un sensor que activa una alarma –sonora o vibratoria- al notar la humedad de la orina, para que el niño sepa que tiene que ir al servicio. Así, aprende a reconocer cuándo tiene la vejiga llena y la necesidad de levantarse de la cama cuando esto ocurre.

En cuanto a la medicación, ésta puede ir destinada a reducir la producción de orina por la noche (demospresina) o a ensanchar la capacidad de la vejiga (oxibutinina).

Sea cual sea el método utilizado es importante que el niño termine el tratamiento y siga las recomendaciones médicas, en caso contrario el resultado no será el deseado.