(Re)Aprender a hablar y tragar tras un daño cerebral

Escrito por S0p0rt3

Un paciente con Daño Cerebral Adquirido (DCA) puede sufrir secuelas que van más allá de la parálisis parcial de una parte de su cuerpo. Tras un accidente cerebro vascular, un traumatismo craneoencefálico o una lesión cerebral de cualquier tipo, en ocasiones, la capacidad más afectada es el habla y la deglución de alimentos y bebidas. Es como si, de repente, el cerebro ya no supiera cómo transmitir las palabras, o el tono y la pronunciación para decirlas. A veces, tampoco recuerda cómo saborear y tragar alimentos y bebidas. Por ejemplo, la afasia (incapacidad o la dificultad de comunicarse mediante el habla, la escritura o la mímica) y la disfagia (dificultad para tragar) son muy comunes después de sufrir un ictus u otra lesión neurológica tras una afección en el sistema nervioso central.

Por eso el logopeda es un miembro destacado de los equipos multidisciplinares que tratan y trabajan en la rehabilitación de pacientes con DCA. Recuperar el habla y ser capaces de alimentarse con autonomía son clave para la rehabilitación e integración de los pacientes que han padecido este daño.

Lorena Legaspi es logopeda en la Unidad de Daño Cerebral del Hospital Ribera Polusa, especialista en la recuperación integral e intensiva de pacientes que han sufrido un ictus, un accidente o necesitan una terapia multidisciplinar para la rehabilitación tras una intervención quirúrgica. Ella explica que su trabajo  con los pacientes consiste en “rehabilitar las alteraciones a nivel de lenguaje, voz, comunicación y deglución que sufre un paciente tras un accidente cerebrovascular”. Otros hospitales del grupo sanitario Ribera, con unidades de ictus como los hospitales universitarios de Torrejón y Vinalopó también cuentan con logopedas, para ayudar en la recuperación de estos pacientes y de otros con secuelas similares o problemas que afectan al habla y la deglución.

El trabajo de los logopedas con los pacientes lleva tiempo. No siempre es fácil. Al contrario. Se estima que alrededor del 60% de los pacientes que han perdido la capacidad del habla tarda seis meses o más en recuperarla. Pero es importante el trabajo con estos especialistas, la constancia y el buen ánimo del paciente.

Para ello, se realizan con el paciente “actividades encaminadas a recuperar en la medida de lo posible el nivel de comunicación premio antes de la lesión”. Lo ideal es ajustar las actividades a las necesidades específicas de cada paciente, con un programa personalizado y a la medida de los intereses y necesidades de la persona afectada por un DCA, tal y como explica Lorena.

El trabajo clave de los logopedas

Tal y como recoge el documento Logopedia y Daño cerebral, de la Federación Española de Daño Cerebral (FEDACE), “la logopedia es parte importante y necesaria en la rehabilitación de afectados por Daño Cerebral Adquirido”. Además, explica que “un elevado porcentaje de pacientes con lesiones cerebrales adquiridas presenta alteraciones en la comunicación y estas alteraciones pueden comprometer tanto a los procesos de expresión como a los de comprensión en sus diferentes modalidades (voz, habla, lenguaje)”. Asegura también este documento que “la mayoría de los casos presenta una combinación de diversas alteraciones de la comunicación, lo que complica su diagnóstico y su rehabilitación”. Por eso, la actividad profesional del logopeda va dirigida a la prevención, evaluación, tratamiento y estudio científico de los trastornos de la comunicación humana y engloba funciones asociadas a la comprensión y a la expresión del lenguaje oral y escrito, así como, establecer un sistema alternativo de comunicación en aquellos que han perdido dicha capacidad.

Tal y como explica Lorena Legaspi, logopeda en Ribera Polusa, “las alteraciones más frecuentes por un daño cerebral adquirido son la afasia, el trastorno del lenguaje en una persona que antes de la lesión se podía expresar con normalidad; la disartria, que es lesión en sistema nervioso central o periférico que provoca una descoordinación en movimientos del habla; y la disfagia, que provoca problemas en el movimiento o transición del bolo alimenticio al hacia el esófago”.

Los logopedas también se encargan de ayudar a pacientes que sufren alteraciones de voz y de diferentes habilitades sociales relacionadas con la comunicación como consecuencia de un daño cerebral.

Tal y como recoge el documento de FEDACE, “la logopedia es parte importante y necesaria en la rehabilitación de afectados por Daño Cerebral Adquirido”.

AVISO: La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con un médico. El grupo sanitario Ribera no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan relacionados con los blogs, pero si es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este blog están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo el grupo sanitario Ribera de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos que en él aparezcan. El acceso y utilización de este blog no confiere al visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida, salvo que medie expresa autorización por escrito del grupo sanitario Ribera.

El grupo sanitario Ribera se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *