Rehabilitación tras un accidente: cómo recuperarse de un latigazo cervical

Escrito por S0p0rt3

Un golpe con el coche, aunque sea un pequeño alcance, puede afectar de manera importante a la columna cervical, es decir, la parte más alta de la columna vertebral que está compuesta por un conjunto de siete vértebras, las conocidas como cervicales. El próximo domingo se celebra el Día Mundial en recuerdo de las víctimas de accidentes de tráfico y, en ese contexto, planteamos esta nueva entrada a nuestro blog de salud, con el fin de saber cómo recuperarnos de un latigazo cervical tras un accidente de circulación.

Primero, vamos a definir qué es lo que popularmente se conoce como latigazo cervical. “El Síndrome del Latigazo Cervical (SLC) se produce por un mecanismo brusco de hiperextensión e hiperflexión de la columna cervical”, tal y como explica el doctor Juan García Regal, especialista en Traumatología y Cirugía Ortopédica del Hospital Ribera Santa Justa (Extremadura), que apunta como síntomas más frecuentes el dolor en la columna cervical, seguido de cefalea.

La responsable del Servicio de Fisioterapia de Ribera Hospital de Molina, Ana María Dasí, asegura que “cuando hablamos de latigazo cervical, lo más normal es que no queden secuelas, o que éstas sean mínimas. Sin embargo, la existencia de patologías previas, un mal diagnóstico o una incorrecta o inexistente recuperación pueden suponer una cronificación del dolor y complicaciones posteriores. Afortunadamente, solo el 10% de los casos se cronifican y condenan al paciente a sufrir dolores de por vida”, explica.

Síntomas del latigazo cervical

Victoria Sotos, jefa de Rehabilitación del Hospital Universitario de Vinalopó, asegura que existe una escalan que clasifica estos síntomas de 0 a IV, según los síntomas y las lesiones asociadas. Coincide con el doctor García Regal en que los más frecuente son el dolor cervical con contractura muscular intensa y la cefalea, “que puede asociar náuseas, vómitos y alteraciones transitorias de la visión, así como zumbidos en los oídos (tinnitus), dolor en la articulación temporomandibular (en la mandíbula, al masticar) y, en casos más graves, alteraciones de memoria y concentración así como trastornos del sueño”. Añade, además, que si la lesión es más grave y hay fractura o se produce una herniación discal aguda, “pueden aparecer síntomas neurológicos como radiculopatía o, incluso, una lesión medular”.

Dasí añade también los vértigos o sensación de desequilibrio, la debilidad y falta de fuerza, el dolor lumbar provocado por la inmovilización de la pelvis con el cinturón de seguridad al tiempo que el tronco se mueve libremente, el bloqueo del sacro y la disminución de la movilidad de la charnela dorsolumbar, las parestesias, las disfunciones de la articulación temporo-mandibular, ansiedad. “Son síntomas que aparecen entre las primeras y 72 horas posteriores al accidente”, explica la responsable de Fisioterapia de Ribera Hospital de Molina.

Por eso, todos los profesionales del grupo sanitario Ribera consultados coinciden al señalar la importancia de acudir al hospital tras sufrir un accidente. “Es importante obtener un diagnóstico rápido y preciso”, asegura el doctor García Regal.

La rehabilitación en una lesión cervical

“El objetivo de la rehabilitación es mejorar los síntomas, facilitar la pronta recuperación del paciente y evitar secuelas”, tal y como explica la doctora Noelia García, del Servicio de Rehabilitación del Hospital Universitario de Torrejón, que recomienda masoterapia, cinesiterapia, electroterapia analgésica así como ejercicios de estiramientos y fortalecimiento posterior de musculatura cintura escapular y cervical para recuperar este tipo de lesiones.

Para Adrián Ventero, supervisor de la Unidad de Fisioterapia del Departamento de Salud de Dénia, el papel del fisioterapeuta tras un latigazo cervical “resulta fundamental tanto en la fase aguda como semanas tras el impacto, ya que, aunque se haya descartado una lesión ósea, casi siempre hay afectación del tejido blando (músculos, tendones, ligamentos)”. En estos casos, añade, la Fisioterapia es la especialidad más completa para abordar este tipo de traumatismos.

La doctora Sotos y el doctor García Regal apuntan también los beneficios del tratamiento con analgésicos y antiinflamatorios, para sobrellevar el dolor inicial, siempre con prescripción médica. Pero para la doctora Sotos la rehabilitación “ha demostrado, sin duda, ser el tratamiento más eficaz, ya que, dentro del modelo de abordaje biopsicosocial, el tratamiento físico es el que más beneficios ofrece, sin descuidar otros aspectos como el control médico del dolor o la psicoterapia si es necesaria”. Y además de las terapias apuntadas por la doctora García, del Hospital de Torrejón, la doctora Sotos señala también técnicas de electroterapia analgésica, calor profundo, ejercicio específico, en ocasiones técnicas de liberación miofascial y punción seca. En fases posteriores, añade, para el tratamiento de secuelas, puede recurrirse a técnicas de manipulación y neuromodulación entre otras. Todo ello, recuerda, “se debe adaptar a la sintomatología del paciente y sus características”.

El supervisor de Fisioterapia del área de Denia apunta, además, que con tal de prevenir futuras secuelas “resulta muy importante la realización de ejercicio activo con el objetivo de potenciar los segmentos más debilitados”. El director médico del hospital Ribera Polusa, Carlos Porrúa, por su parte, destaca la importancia de “recuperar las funciones musculares y para ello no hay mejor tratamiento que el ejercicio activo”. “Con este se logra fortalecer y flexibilizar la musculatura distorsionada, y los ejercicios más recomendados suelen ser de potenciación isométricos y estiramientos”.

Los ejercicios isométricos consiguen fortalecer la musculatura. Se ejerce una resistencia manual y debemos de realizar fuerza para vencer dicha resistencia.

Los estiramientos musculares permiten recuperar elasticidad y elongar la musculatura.

Para el doctor Ignacio Valenciano, jefe de Servicio de la Unidad de Traumatología del hospital Ribera Juan Cardona, “en ausencia de lesiones estructurales, como fracturas o lesiones nerviosas que pueden requerir tratamiento quirúrgico, lo más aconsejable es manejarlas con collarín blando un periodo no superior a 1 semana, combinado con antiinflamatorios y relajantes musculares y, posteriormente, recurrir a la fisioterapia y el calor local”.

Todos los hospitales del grupo sanitario Ribera están preparados para atender a los pacientes que han sufrido un accidente de tráfico, pero en concreto, los hospitales privados de Ribera Santa Justa, Ribera Hospital de Molina, Ribera Povisa y Ribera Polusa cuentan con unidades de accidentados de tráfico, formadas por equipos multidisciplinares, a los que los pacientes pueden acudir sin coste alguno, también sin seguro, puesto que son las aseguradoras (con la póliza del seguro obligatorio de cada vehículo) las que asumen el coste completo del tratamiento.

AVISO: La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con un médico. El grupo sanitario Ribera no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan relacionados con los blogs, pero si es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este blog están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo el grupo sanitario Ribera de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos que en él aparezcan. El acceso y utilización de este blog no confiere al visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida, salvo que medie expresa autorización por escrito del grupo sanitario Ribera.

El grupo sanitario Ribera se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.

Related Posts

Herpes y aftas, pupas o llagas. Diferencias y causas

¡Cómo molesta una llaga en la boca! Y ¡qué dolorosa resulta una pupa en el labio! Las aftas y los herpes, para mucho...




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *