Un modelo comprometido con la sociedad

Escrito por Ribera Salud

El sector sanitario tiene la suerte de contar con profesionales que en general tienen un componente vocacional y humanitario extraordinario. No en balde hablamos de organizaciones y personas que prestan un servicio tan esencial para el ser humano como es el de su salud. Pero además, esta solidaridad intrínseca a la profesión sanitaria, es más evidente cuando la Organización es capaz de poner en marcha iniciativas que permitan desarrollarla. Los profesionales del “Modelo Alzira” lo han demostrado desde sus inicios con la pionera Comisión 0.7 y+ del Hospital de La Ribera, formada exclusivamente por profesionales que con apoyo de la Dirección, iniciaron diversas líneas de trabajo en temas de cooperación al desarrollo, colaboración con ONG´s, actividades dirigidas a colectivos desfavorecidos y minorías excluidas, para tratar de acercar nuestro sistema sanitario a todos en igualdad de condiciones. Una línea de trabajo que han seguido el resto de hospitales del modelo.

El próximo 20 de octubre se celebra el Día Solidario de las Empresas, evento organizado por Cooperación Internacional y Antena 3 con el objetivo de promover la cultura solidaria en el mundo de la empresa. Una iniciativa a la que se ha sumado el grupo Ribera Salud y por la que un grupo de voluntarios del Hospital de Torrejón de Ardoz visitará las instalaciones del Banco de Alimentos de Madrid para ayudar a las tareas de preparación de las más de 300 entregas que el Banco destina diariamente para abastecer a otras tantas entidades de la Comunidad. Asimismo, el Hospital de Torrejón recibirá una delegación de otra organización que participa en el Día Solidario para que se integren en las actividades de animación sociocultural con niños que el hospital puso en marcha con la colaboración de El Circo de Piruleto.

Pero no es el único ejemplo de profesionales solidarios. Rosana Rico, enfermera y odontóloga del Departamento de Salud de Torrevieja, ha invertido sus vacaciones estivales en Mozambique, dentro del programa de la Fundación para el Desarrollo de la Enfermería (FUDEM), para potenciar el intercambio de conocimientos y conocer la realidad del papel de los profesionales sanitarios en el país africano, y contribuir en acciones para la promoción de la salud, concienciando a los propios profesionales del impacto que tienen sus acciones sobre la salud de las personas a las que atienden. Y más en un país como Mozambique, con un ratio de tan solo 1.26 trabajadores sanitarios por cada 1.000 habitantes, menos de 1.000 médicos y unas 4.300 enfermeras para una población de 22 millones de personas. En un país donde la mortalidad en menores de 1 año es de 104/1.000 nacidos y el acceso a servicios sanitarios es de sólo el 27%; a lo que se añade la problemática por la prevalencia de enfermedades como el VIH/Sida, la tuberculosis o la malaria.

Y también el pasado verano, profesionales del Hospital Universitario de La Ribera han llevado a cabo una acción humanitaria con el fin de desarrollar la especialidad de Ginecología en la Isla de Pemba, una de las tres principales islas del archipiélago de Zanzíbar (Tanzania), donde con una población de 400.000 personas, existe un solo ginecólogo, asistido por matronas con apenas formación sanitaria. Los ginecólogos Asunción Lorente y Luis Javier Matute y las matronas Inés García Barba y Mª Ángeles Moreno han viajado a Tanzania coordinados por NED Ginecología, una de las áreas funcionales de la Fundación NED, entidad impulsada por el Jefe del Servicio de Neurocirugía Dr. Jose Piquer, con el objetivo de mejorar la atención al parto y minimizar la alta incidencia en la zona de muertes fetales, asfixias intraparto, parálisis cerebrales infantiles u otros trastornos neurológicos relacionados con una mala atención al parto.

Son algunos ejemplos de profesionales que forman parte de un modelo comprometido con la sociedad.